Aprendiendo a ligar (Tip 02)

Espero que esta semana hayáis hecho los deberes y que a estas alturas ya no seáis vergonzosos, o que lo seáis un poquito menos. Si es así, es un gran paso y vais por el camino correcto.

Saber ligar es algo que muchas personas llevan de forma innata dentro, pero otras muchas no. Lo van haciendo mejor con el paso del tiempo y van utilizando diferentes técnicas para ello, tantas como imaginación tengan.
.”

En esta nueva entrega de consejos para el ligoteo vamos a empezar por el principio, por la técnica más básica y sencilla y, a medida que vayamos avanzando, iremos rizando un poco más el rizo. A esta primera técnica, la podemos llamar: “DIRECTO A ÉL/ELLA”. Podemos decir que es la manera más directa de ligar y de ahí la necesidad de perder antes la vergüenza.

Estemos donde estemos, en un bar, un pub, una discoteca, un parque, un gimnasio, un restaurante…, si hemos visto a una persona que nos gusta (aseguraos por favor antes de que no esté con su pareja), tenemos que acercarnos a ella y empezar con un sencillo “hola”. Aunque no os lo creáis es increíble la capacidad que tiene esa sola palabra de romper el hielo y de ser la excusa perfecta para seguir hablando y que nos escuchen.

Una vez dicho el “hola”, por lo general la respuesta de la otra persona será la misma (y esperemos que sea un hola más simpático que serio). Entonces, pasado este punto se podría decir que ya jugamos con el libre albedrío. Cada uno es libre para seguir hablando como quiera, pero mucho cuidado que no hay que divagar en exceso ni lanzarse al vacío sin paracaídas. Nosotros lo que os recomendamos es algo un poco directo, siempre diciéndolo educadamente y con una sonrisa en la cara. Podemos decirle que le/la acabamos de ver y que nos ha encantado. ¿Cursi?, puede, pero ¿amable?, también; y nadie se ofendería por ello. No perdemos nada y, si le caemos en gracia, podemos proponerle un momento para tomar algo. Con un poco de suerte nos dice que sí y podemos tantear si nos daría su número para poder seguir hablando o quedando.

En resumen, si la respuesta es un sí, ya tenéis el 90% del trabajo hecho ya que es síntoma de que por lo menos algo de atracción hay. Eso sí, una vez ya conseguido esto, deberéis seguir siendo simpáticos (obvio) y decir cosas sencillas y normales. Si hay “feeling” saldrá solo y se dará pie a que la cosa continúe y os quiera seguir conociendo. Vamos, que la mejor manera de hacer eso es ser vosotros mismos, pero sin vergüenzas ni miedos que lo fastidien.

Y es que algo tan sencillo y tan directo puede tener el mejor de los finales y lo único que habéis hecho es ser más lanzados.

Leave a Comment

Related Posts