Aprendiendo a ligar (Tip 07)

Ir caminado por la calle y encontrarnos con una persona que nos parece atractiva es algo del día a día. La gran mayoría de veces, por no decir casi todas, eso queda en un mero cruce y un recuerdo. Por eso, queremos daros alguna recomendación para que no se quede en eso y se pueda convertir en algo más.

Tal y como os comentábamos al principio de los posts, ser directos a veces es la mejor forma de hacerlo, pero en este caso os recomendamos que seáis un poco más sutiles.

Un guiño con el ojo o una sonrisa dirigida a esa persona (cuando sabemos que nos está mirando) puede tener una fuerza increíble y nos dará muchísima información ya que su reacción será decisiva.
.”

Si al sonreírla o guiñarla un ojo nos responde con otra sonrisa o con otro guiño, tendréis un largo camino ya andado. Si no os hace caso, lo sentimos, podéis insistir, pero si lo que buscáis es hacerlo de forma diferente ya os daremos otros consejos más adelante.

Volviendo a la situación favorable, si como comentábamos nos ha respondido a nuestro “gesto”, yo os aconsejo que os acerquéis a él/ella y le digáis algo, algo tan sencillo como el hola que comentábamos al comienzo de nuestros posts. Y es que vuelvo a reiterar en el poder de un simple “hola”. 

Así que ahora cuando os crucéis con alguien que os gusta, ya sabéis lo que podéis hacer para que el cruce sea todo un éxito.