Aprendiendo a ligar

Paso a paso en el mundo del ligoteo. Desde sports4love queremos brindaros nuestros más humildes consejos a la hora de ligar, para que os sirvan como guía, tanto para ellos como para ellas, y que así podáis encontrar a esa persona que estáis buscando o, si ya la tenéis localizada, podáis romper el hielo.

Durante los próximos posts os iremos dando estas “guías” para que tengáis el éxito garantizado a la hora de ligar.
.”

El primer punto a tratar sois vosotros mismos. Tenéis que ser conscientes de si sois personas vergonzosas o no, habladoras o calladas, más o menos lanzadas y también, por qué no decirlo, de las manías que tengáis.

Una vez hecho este ejercicio de autorreflexión y conocernos un poquito más, ya podemos dar paso a lo siguiente: ¡fuera vergüenzas!

La vergüenza es el peor enemigo de alguien que quiere ligar, ya que nos cohíbe y hace que no hagamos aquello que queremos. Por eso, en este primer post, aunque seamos un poco monotemáticos, queremos que os desprendáis de ellas, de vuestras vergüenzas que muchas veces vienen dadas por miedos, como por ejemplo por el miedo al ridículo, al qué me dirán, a quedar mal, a que nos digan algo que no nos va a gustar…

Por tanto, si queréis ligar bien, tenéis que trabajar en quitaros la vergüenza y, para ello, os vamos a dar algún consejillo para que lo “entrenéis” esta semana al igual que lo haría un buen deportista. Lo llamaremos el “ejercicio de vergüenzas fuera”.

Elegid esta semana 5 cosas de la vida cotidiana que os dan vergüenza (mejor si son interacciones con otras personas) e intentad enfrentaros a ellas. Os pongo un ejemplo: cuando coincidís en el ascensor con alguien y no decís palabra. Ahora es el momento de que en esa situación saludéis, intentéis preguntar algo, lo que sea para que esos segundos que no vais solos en el ascensor se transformen en una pequeña conversación, aunque caigáis en la típica charla sobre el clima.

Si lo hacéis de vez en cuando, veréis como no cuesta tanto e inconscientemente con ejercicios como este, iréis eliminado esa barrera de la vergüenza que es tan incómoda para ligar.

La próxima semana seguiremos aprendiendo sobre el ligoteo centrándonos más en el acto en sí de ligar.

Leave a Comment

Related Posts