¿Bailamos?

De una manera u otra, todos hemos bailado alguna vez. Unos lo hacen mejor y otros peor, pero seguro que todos lo habéis disfrutado. Algo ya más complejo es bailar en pareja ya que, dependiendo del tipo de música, la coordinación entre ambos puede ser un tema peliagudo y delicado.

A mí particularmente me encanta bailar, aunque no lo hago tan bien cómo me gustaría, por lo que hace poco que decidí remediar esa situación y decidí apuntarme a bailes de salón.

He de reconocer que la experiencia me está encantando y la estoy disfrutando como un niño pequeño. Mis dotes de baile van mejorando poco a poco y ahora mis movimientos ya no son como los de un pato mareado. Os lo cuento porque a veces necesitamos un pequeño empujón para realizar cosas que no sabemos muy bien por qué nos cuesta empezar, y que son cosas que en el fondo estamos deseando hacer.

Si finalmente os animáis a dar clases de baile os introduciréis en mundo que os puede enamorar.

Si no tenéis pareja puede ser el lugar perfecto para conocerla o si ya habéis encontrado a vuestra media naranja, puede ser una manera perfecta de empezar a compartir una nueva afición, que además os servirá para cuando salgáis de fiesta.

Así que, si ya le estabais dando vueltas a ello, os recomiendo que utilicéis sports4love para encontrar a esa persona especial a la que también le gusta el baile y así podéis aprender juntos o puede ayudarte a mejorar, y ya sabemos que esas clases “privadas” siempre son mucho mejores.

No seáis tímidos, lanzaos a la pista y bailar, bailad y disfrutad que la música incita a ello.

Leave a Comment

Related Posts