Cómo Terminar Una Cita

Un beso. Sí, un beso. Para mí ese sería el colofón final de una cita en la que las dos personas se han gustado, se han sentido atraídas, han congeniado y ha surgido la complicidad entre ellas.

Podéis estar en desacuerdo conmigo, pero creo que todos coincidiréis en que es una forma muy dulce e incluso apasionada y bonita de terminar una cita que ha ido bien.

Ese beso puede ser la semilla de algo mucho más grande, puede ser el primer paso hacia una relación con la que puede ser vuestra media naranja. Por eso, también dependiendo de lo románticos que queráis ser, tened cuidado con ese beso ya que puede que lo recordéis para siempre como el primer beso de vuestra media naranja, y todos queremos tener el mejor recuerdo de ello.

Puede que hayáis tenido una cita que haya sido una cena, ir al cine, a dar un paseo o tomar algo en una terraza; o si os gustan las citas diferentes y habéis usado sports4love (que esperamos que así haya sido), que hayáis quedado para correr, para jugar al tenis, para andar por la montaña, para ir al gimnasio, para ir en bici… Sí, hay mil citas diferentes, pero un solo final perfecto para ellas, un beso.

Supongo que muchos de vosotros ya estaréis rememorando ese primer beso después de una cita (vamos a centrarnos en las que han salido bien), y si todavía no tenéis ese buen recuerdo, no os preocupéis porque os llegará.

Sed auténticos y apasionados como lo somos nosotros. Hay que vivir la vida que para eso estamos en ella y si sentís que después de haber estado con esa persona hay algo especial, algo que no habíais sentido antes y que os llama, animaos a besarla porque seguramente la otra persona se muera de ganas por lo mismo.