Explorar

Esta semana os proponemos algo nuevo e inesperado. Haceos una maleta o bolsa para un par de días, subíos al coche con vuestra pareja y salid sin rumbo.

Tomar una dirección cualquiera: norte, sur, este u oeste. Decididlo en el momento, que sea algo impulsivo e intuitivo. Una vez elegido el rumbo y ya en ese camino, mirad en el mapa de vuestros teléfonos móviles qué es lo que tenéis a una-dos horas de vuestra posición y dirigíos allí. Puede ser un sitio al que nunca hayáis estado, puede ser que ya lo conozcáis pero no lo suficiente, puede que sea un sitio en el que no haya nada, no sabemos… Sólo queremos animaros a que os dirijáis allí, que os perdáis por un entorno por el que por norma general no lo haríais y que el destino ha decidido que ahora es el momento para ello.

Id a la aventura, dejad que el lugar os sorprenda, dejad que el entorno sea el que os diga que podéis hacer allí. Id a perderos, y una vez perdidos, explorad, exploradlo todo y disfrutad de ello.

Sentíos como niños que están descubriendo un tesoro, un tesoro que si encontráis con vuestra media naranja puede ser una aventura digna de un libro.

No hace falta gastarse mucho dinero para pasar un fin de semana, por ello también os animamos a que allá donde el destino os ha llevado seguro que encontraréis un alojamiento perfecto para vosotros y que no os costará una barbaridad. O, por otro lado, si sois más aventureros y campestres, siempre podéis echar la tienda de campaña al coche y pasar una noche bajo las estrellas.

Así que probad a desconectar de todo, salir sin rumbo y explorar, y gracias a ello podréis tener unos días diferentes y sin nada organizado con lo que os relajaréis y dejaréis que todo fluya y podréis encontrar cosas maravillosas.

Leave a Comment

Related Posts