Hora De Entrenar

Hoy en sports4love os traemos una nueva forma de entrenar: el “entrenamiento funcional”.

El entrenamiento funcional modifica los objetivos tradicionales del entrenamiento clásico, que solían ser o los del alto rendimiento deportivo para deportistas de élite (por lo que el entrenamiento de fuerza que estos empleaban tenía como objetivo lograr las mejores condiciones corporales para la competición en las diferentes disciplinas), o bien los de la musculación tipo culturismo (cuyo objetivo central era conseguir el máximo desarrollo del músculo con un enfoque más estético que funcional).

El entrenamiento funcional lo que busca es conseguir una rutina de ejercicios que sea útil a cualquier persona, sea deportista o no, y que así el entrenamiento les ayude a estar en forma para su día a día.

Según la revista Sportlife, las características de un entrenamiento funcional son:

1- Debe perseguir el objetivo de ser útil para cualquier usuario, que le ayude a ser más eficiente y saludable en los movimientos de su día a día.

2-El entrenamiento funcional busca trabajar los músculos a través de la imitación de la cotidianidad, es decir, que los ejercicios que se desarrollen repitan parámetros similares a los de determinados movimientos cotidianos, como caminar, saltar, subir escaleras, levantar cargas, arrastrar, etc.

3-Para que se pueda considerar un entrenamiento como funcional, este debe ser capaz de involucrar a todos los músculos del cuerpo y los ejercicios no deben trabajar los músculos de forma aislada.

Así, para poder identificar si estás realizando ejercicios funcionales debes observar si cumplen las siguientes características:

1. No los realizas sentado. Intenta realizar tus ejercicios en posición de pie. Cuando el cuerpo se encuentra apoyado, deja de trabajar la musculatura estabilizadora. Sin esta participación, se consiguen músculos fuertes pero acoplamientos débiles.

2. Son ejercicios de peso libre. Selecciona ejercicios con pesos libres como barras, mancuernas, kettlebells, balones medicinales, etc. Las fuerzas y estímulos recibidos serán mucho más naturales que los vectores de fuerza modificados en las máquinas.

3. Introduce inercias y aceleraciones. En el manejo de inercias, los músculos realizan un trabajo diferente ya que se ejecutan frenadas excéntricas o contracciones rápidas, estímulos importantes para conseguir nuevas adaptaciones de fuerza.

4. Piensa de forma global. Los movimientos en los ejercicios de un entrenamiento funcional deben ser generales, es decir, multiarticulares, ejercicios que generan una mayor coordinación intermuscular y son capaces de movilizar mayores cargas y, por tanto, de aplicar estímulos más intensos.

Algunos ejercicios o ideas para que trabajéis este tipo de entrenamientos son: planchas, sentadillas con o sin carga, zancadas, fondos de brazos y de tríceps, dominadas, arrancadas y cargadas, peso muerto o swing con kettlebell.

Así que si queréis probar este tipo de entrenamiento, ya tenéis una idea básica de lo que podéis hacer, y nosotros, como siempre, os recomendamos que lo probéis en pareja.

Leave a Comment

Related Posts