¿Ligar En El Gimnasio Es Posible?

El gimnasio no es un sitio socialmente pensado para ligar pues el sudor, los gritos y la vestimenta puede no ser lo que la mayoría de gente tiene en la cabeza cuando se habla de cortejo. En sports4love pensamos distinto y creemos que cualquier situación es buena para encontrar el amor (y más haciendo deporte) así que te aseguramos que para nada es imposible.

¿Quién no ha ido al gimnasio y se ha puesto muy nervioso cuando esa persona tan guapa se nos ha puesto enfrente? Miramos a todas partes como buscando descifrar un enigma milenario y aguantamos el semblante del cansancio como podemos. Pero que no cunda el pánico, el gimnasio es un sitio donde todos los que van comparten un hobbie o estilo de vida así que ya tienes algo con lo que empezar.

El gimnasio puede ser un sitio tan bueno para conocer gente y entablar conversación como cualquier otro.

Si ya tienes en la cabeza a ese alguien que te vuelve loc@ cada vez que pasa por delante de ti debes de tener claro que con esa camiseta de las peñas de tu pueblo o que publicita el bar de la esquina vas mal. La ropa deportiva tiene que ser cómoda pero tampoco debe de ser, por norma, fea. A nadie le gusta que alguien se presente delante nuestro con sonrisa pícara vestido como tu padre un domingo por la mañana. 

La sala de ejercicios es una sala en la que se puede socializar muy rápido ya que compartes actividades con el resto, directa o indirectamente, al hacer las mismas cosas. Ayudar o preguntar al resto no es algo extraño en estos sitios por lo que siempre puedes entablar conversaciones fácilmente. 

Ligar no tiene normas ni guías, así que lo primero que tienes que hacer es ser educado, ser tú mismo y no invadir el espacio del resto si no se ve cierto interés mutuo. Los pesados no gustan, os lo aseguramos. Confía en ti. 

Nuestra app tiene como propósito conectar a las personas mediante el deporte. Conocerás gente e incluso puede que te enamores haciendo un poco de ejercicio. Así que busca a esa persona especial por nuestra app porque quizás está esperando poder entrenar contigo. 

¡La vida son dos días, aprovechadla!