Nadando En Pareja

Hoy os queremos enseñar una forma diferente de entrenar en pareja, os vamos a decir cómo podéis mejorar y entrenar vuestra “natación” en pareja.

A raíz de un artículo publicado en la revista SportLife: link. nos hacemos eco de los ejercicios que nos proponen para entrenar en pareja en la piscina y pensamos que os pueden ser de gran ayuda si sois asiduos a ella con vuestras parejas o queréis empezar a introducirlas en el mundo de la natación.

No dudéis en probarlo

NADO EN ESPEJO:
Siempre que la piscina a la que vas a entrenar te lo permita por aforo –personas por calle–, nada en paralelo junto a tu pareja. Debéis miraros al respirar, sacar y meter los brazos en el mismo momento, o al menos intentarlo.
No propongo un metraje de natación porque en principio es suficiente con ir aumentando la distancia de nado sin descoordinarse.

NADO UNIDOS:
Es una evolución del nado en espejo, pero en esta ocasión en repeticiones de 25 metros. Para unirte a tu pareja puedes utilizar un pequeño palo, una cuerda o simplemente darte la mano. De esta forma la coordinación tendrá que ser máxima.
Con 6 repeticiones para comenzar será suficiente, siempre a un ritmo que te permita ir unido.

2 EN 1:
Se trata de formar un nadador entre los dos. El “uno” de vosotros hace de tren superior, moviendo solo los brazos. El “dos”, que puede llevar una tuba para respirar, se agarra por los tobillos al primero, y con la cabeza metida en el agua bate los pies con fuerza, simulando el tren inferior del nadador. Es muy importante que “uno” mantenga la tensión del core y las piernas, mientras que “dos” la mantenga en brazos y core.

DUELO DE PIERNAS:
Utilizando una sola tabla, cada uno se pone a un lado de la misma. El ejercicio se basa en mover las piernas para llevar a la pareja hacía su pared. Podéis hacerlo bien por tiempo, bien hasta que uno de los dos lleve al otro a su pared. Os recomiendo tiempos iniciales no superiores a 30 segundos.
Algo muy positivo de este ejercicio es que si hay niveles muy dispares entre cada miembro puedes poner una o ambas aletas al más débil para igualar la “contienda”.

Con estos ejercicios además reforzaréis la confianza en pareja y disfrutaréis de un entrenamiento diferente juntos y al que le sacaréis un gran partido.

Leave a Comment

Related Posts