Tiempo De Montaña

Seguimos aprovechando que ya está aquí el invierno para poder disfrutar de él de la manera que nos más nos gusta a los sportlovers: estando al aire libre.

No sé si alguna vez habéis pasado un fin de semana en la montaña, pero en la montaña de verdad, es decir, yendo perfectamente equipados y haciendo noche en un refugio de montaña. Es una sensación increíble y que os quiero animar a que probéis.

Eso sí, equiparos bien (no quiero que paséis frío), prepararos y planificar bien una buena ruta por la montaña (cada uno acorde a su nivel), calzaros las botas, colocaros la mochila, coger de la mano a vuestra pareja y lanzaros a caminar.

La montaña en invierno puede ser peligrosa por lo que os pido que vayáis con mucho cuidado y siempre sabiendo qué es lo que estáis haciendo, siendo conscientes de vuestras limitaciones, pero disfrutando de ella.

Por suerte en España tenemos varias cadenas montañosas y que todos tenemos más o menos a “mano”. Cada una con sus rutas maravillosas y con mil cosas diferentes que ver y que caminar. Puede pensar mucha gente que el hecho de caminar con frío, con nieve y con cansancio, no atrae a nadie, pero se equivocan. Es una experiencia increíble que hará que os encontréis a vosotros mismos y que os compenetréis mucho más con vuestra pareja.

Igualmente, puede no parecer atractivo pasar unas noches en un refugio de montaña pero, ¿puede haber algo más romántico que compartir un saco de dormir y estar abrazados toda la noche? Probadlo y me decís.

Además, está experiencia os hará desconectar de todo y hará que cojáis nuevas energías. Dos días en la montaña os servirán como toda una semana de vacaciones.

Estoy seguro de que si lo probáis querréis repetir y os haréis asiduos a la montaña.