Un salto de caída libre hacia el amor

Todos estamos ávidos de hacer cosas que nos emocionen y nos reten, incluso cuando se trata del amor. ¿Qué tal un subidón de adrenalina en un salto en paracaídas? Casi tan emocionante como invitar a esa persona que te gusta a vivirlo contigo. 

Rebasar los límites, conseguir nuevas experiencias o desafiar peligros (siempre en ambientes controlados y medidas de seguridad), resulta excitante, y un salto en paracaídas es justo eso.

Imagínate poder compartir esa experiencia única en la vida (aunque los atrevidos dirán que más es mejor) con esa persona especial.
.”

Ambos tendrán la oportunidad de construir esa energía desde el principio, yendo hacia el lugar del salto, compartiendo las clases introductorias, subiéndose al avión, y finalmente liberando toda esa buena vibración en un salto excitante hacia el vacío.

Como lo cuenta Will Smith en su vídeo viral sobre su experiencia de skydiving, “En un segundo, estás viviendo la experiencia más maravillosa de tu vida, volando, sin miedo, y te planteas por qué te pasaste la noche anterior asustado si no estabas ni en el avión”. 

En Madrid hay varias zonas de saltos de paracaídas certificados y con profesionales, pero si lo han pensado bien y prefieren vivir esa emoción pero muchos metros más cerca del suelo, también está la opción del Indoor Skydiving, un túnel de viento vertical para la práctica recreativa de la caída libre que permite experimentar la increíble sensación de volar.

¿Te atreves?

Leave a Comment