Una mirada

Hay miradas que matan, pero también hay miradas que enamoran, y esas son las que nos gustan a nosotros.

A mí, por ejemplo, la primera vez que vi a mi pareja se me quedó marcada su mirada, y es algo que a día de hoy me sigue teniendo enamorado. Estoy seguro de que vosotros también habéis tenido en algún momento algún tipo de mirada de ese estilo.

Hoy queremos rizar un poco más el rizo y queremos enfocar esa mirada a algún momento que además coincida con que estabais realizando algún tipo de deporte: entrenando en el gym, corriendo por el parque, cruzándote por el carril bici, sacando la cabeza del agua en la piscina…Hay miles de situaciones que seguro que se os han dado así y otras muchas a las que no les habéis prestado atención y se os han pasado.

Queremos conocer más situaciones de este tipo, por eso os pedimos que las compartáis con nosotros, que nos contéis vuestras historias, que no seáis tímidos y que nos hagáis partícipes de esas situaciones tan “especiales”.
.”

Si todavía no habéis tenido ninguna, entonces es el momento de que utilicéis sports4love y propiciéis que esto suceda; que tengáis una cita deportiva y que vuestras miradas se crucen como nunca antes se habían cruzado con una persona; que aunque estéis cansados, sudados y sin aliento, esa mirada os haga volveros infinitos, y que esa mirada sea complicidad y esa complicidad se transforme en mucho más.

Nunca dejéis de miraros a los ojos ya que, como se dice, son el espejo del alma y el alma si está enamorada, mucho mejor.

Leave a Comment

Related Posts